RSS
Entradas
Comentarios

Edgar Allan Poe: 200 años

poe-1


El pasado mes de enero se conmemoró el 200 aniversario del escritor Edgar Allan Poe. Por tal motivo se le han rendido multitud de homenajes a lo largo y ancho del planeta. Desde aquí queremos rendir un nuestro pequeño tributo a un genial escritor que dejó su huella en la literatura mundial, escribiendo una breve reseña de lo que fue su vida y su obra.


 

Edgar Allan Poe nació en Boston el 19 de enero de 1809, siendo bautizado con el nombre de Edgar Poe. Sus padres murieron siendo él aún muy niño, por lo que fue recogido por un matrimonio adinerado de Virgina, Frances y John Allan. Nunca fue adoptado legalmente, aunque si tomó  su apellido para añadirlo al suyo. En 1815 se traslado, junto con sus padres adoptivos, al Reino Unido donde inició sus estudios, regresando de nuevo a EEUU cinco años más tarde. Tras finalizar los estudios previos, ingreso en la Universidad de Virginia, pero fue expulsado en 1827 supuestamente por su adicción al juego y al alcohol. Mas tarde, tras abandonar el trabajo que su tutor le había asignado, se enroló en el ejército donde estuvo dos años. Después, y gracias a la influencia de su padre, logró un cargo en la Academia Militar de West Point, de la que, a los pocos meses, fue expulsado por negligencia en el cumplimiento del deber.


 

Intentó hacer del arte de escribir su forma de ganarse la vida, lo que le provocó no pocas penurias a lo largo de su corta existencia. Debido a su trabajo se vio obligado a vivir en distintas ciudades: Baltimore, Filadelfia y Nueva York. Fue precisamente en Baltimore, en 1836, a la edad de 27 años, donde contrajo matrimonio con su prima, Virginia Clemm, cuando ésta contaba con tan sólo 13 años de edad. En esta época trabajó como redactor en el periódico Southern Baltimore Messenger, donde su función consistía fundamentalmente en reseñar libros, escribiendo un significativo número de críticas. Después trabajó en varias revistas en Filadelfia y Nueva York.


 

La larga enfermedad de su esposa convirtió su matrimonio en una amarga experiencia. Su muerte de tuberculosis en el año 1847 agravó su tendencia al alcoholismo y al consumo de drogas.


 

Murió en la ciudad de Baltimore el 7 de octubre de 1849, a la pronta edad de 40 años, sin poder cumplir su gran sueño: editar su propio periódico. Se desconoce la causa exacta de su muerte aunque fue atribuida por muchos al excesivo consumo de drogas y alcohol.

... negros cuervos volando como sombras ... (The Raven, 1845)

... negros cuervos volando como sombras ... (The Raven, 1845)

Fue periodista, crítico, poeta y escritor. Inició su carrera literaria en el año 1827 con la publicación anónima del libro de poemas: Tamerlane and Other Poems .


Según Poe, la máxima expresión literaria era la poesía, y a ella dedicó sus mayores esfuerzos, pero la necesidad económica pronto le obligó a dirigir sus pasos a la prosa, mucho más beneficiosa en aquel entonces.


 

En 1845 publicó su poema más célebre El cuervo (The Raven), en el que el autor se siente abrumado por la melancolía, y donde la sonoridad y el ritmo consiguen su punto más álgido. En este género, además, destacan otros títulos como por ejemplo Las campanas (1849), El durmiente (1831), Lenore (1831), y Annabel Lee (1849), estas dos últimas, elegías a la muerte de una hermosa joven.


 

Algunos le atribuyen también el ser el percusor de la novela policíaca. En este género sobresalen, entre otras, El Escarabajo de oro de 1843, cuya trama se basa en la búsqueda de un tesoro enterrado, y Los crímenes de la calle Morgue de 1841.


 

Pero por lo que es especialmente recordado, tanto por su genialidad como por su originalidad, es por sus cuentos, y  en especial los de terror y misterio. Fue todo un maestro del relato corto. Según el propio Poe decía, los cuentos son la segunda forma literaria, después de la poesía, al permitir su lectura sin interrupciones y conseguir un efecto de unidad que no se consigue con la novela.


 

Su obra también ha sido traslada a la cultura popular, entre otras, a través del cine, como por ejemplo, con la gran cantidad de adaptaciones de sus relatos que el director estadounidense Roger Corman realizó. También a través de la televisión, recordemos, sin salir fuera de nuestro país, las adaptaciones para la serie Historias para no dormir.


 

El poeta nicaragüense, Rubén Darío, le dedico un ensayo en su libro Los raros.


 

Poe, en su extensa obra trató con sensibilidad un tanto macabra a las mujeres. Recientemente y bajo el título Siniestras Amadas se ha publicado un libro ilustrado por Jack Mircala que reúne tanto poemas como textos de Edgar Allan Poe, enlazados y contextualizados con textos de Chema Muñoz. Las ilustraciones y las maquetas que las precedieron pueden verse en Madrid en  una exposición en el Espacio Sins Entido .

 

Estatua de Allan Poe en Mount Vernon, Maryland (United States)

Estatua de Allan Poe en Mount Vernon, Maryland (United States)

Por último, quiero dejar constancia de algunas geniales frases que el poeta escribió y que han pasado a la posteridad, quizá por su originalidad, quizá por su contundencia, o sencillamente, porque son únicas:


 

Todas las obras de arte deben empezar por el final.

 

Tal vez sea la propia simplicidad del asunto lo que nos conduce al error.

 

Cuando un loco parece completamente sensato, es ya el momento de ponerle la camisa de fuerza.

 

Todo lo que vemos desfilar ante nuestros ojos, todo lo que imaginamos, no es sino un sueño dentro de otro sueño.

 

El hombre es un animal que estafa, y no hay otro animal que estafe fuera del hombre.

 

También puede interesarte...

11 respuestas a “Edgar Allan Poe: 200 años”

  1. Sandra dice:

    Recuerdo un libro pequeño y viejo, de la colección pulga, que heredé de mi padre que se llamaba “La Caida de la Casa Usher”. Fue mi primer contacto con Poe. Desde entonces soy una incondicional de este autor.

  2. Korvec dice:

    Aunque he leído bastante de Poe (casi todo relatos cortos), sin disgustarme, nunca ha sido de mis autores preferidos.

    Quizás con la lectura que más disfruté fue con “Aventuras de Arthur Gordon Pym” pero su final me dejó insatisfecho y la secuela escrita por Verne (que me costó bastante encontrar) una gran decepción.

    Saludotes

  3. César dice:

    A me ocurre lo mismo. Ni Poe ni Lovecratf son santos de mi devoción, aunque sea sacrilegio decirlo.

  4. korvec dice:

    De Lovecraft me molestaba, que muchas veces parecía no “atreverse” a describir un monstruo situación y se contentaba con un “demasiado horrible como para ser descrito o similar”. Yo pensaba “dirás demasiado perro como para molestarte en hacerlo” y algunos personajes y situaciones, no se molestaban demasiado en pensar, como en el relato en el que un grupo de “jovenos” en una playa, tiran de una cuerda que les va arrastrando lentamente hacia dentro sin que puedan soltarla (se supone que un “mostromarino” tira del otro lado) y se pasan no se cuanto tiempo tirando ante la aterrada mirada de los parroquianos, sin que a nadie se le pase por la cabeza simplemente cortar la cuerda o incluso quemarla (para no tener que tocarla) y la novela de “En las montañas de la locura”… diran todo lo que quieran de ella, pero a mi se me hizo bastante pesadota de leer.

    Vamos, que lo que cuenta me parece muy interesante, pero el como lo cuenta… se me atraganta un poco.

    Saludancias de otro sacrilego.

  5. diez dice:

    Hola!!
    Interesante el blog con mucha literatura. Nunca es lo mismo leer por la pantalla del pc que con el libro en la mano, pero de vez en cuandome paso por blogs de este tipo para disfrutar de un ratito de lectura.
    Si os parece os dejo una web donde podreis comprar libros. Es una web con un largo catalogo con bastantes tematicas. Creo que puede ser de vuestro interes.
    Un saludo y hasta pronto.

  6. César dice:

    Hola diez. Le echaremos un vistazo al enlace que nos propones. ¿Algún descuento para visitantes del blog?. Esperamos ver tus comentarios en otras entradas.

  7. En un estado de amnesia total respecto a mis lecturas universitarias, me compro, de Edhasa, el tomo de Cuentos completos y la biografía de Ackroyd.

    Y me encuentro con que la vida de Poe es un desastre completo y que me aburren la mayoría de los relatos (salvo los de Dupin y alguno más). La cosa terrorífico-necrofílica-sobrenatural no me dice nada y el estilo se hace algo pesado. La mayoría de sus personajes son histriones en estado máximo de agitación. Si nos topáramos con ellos llamaríamos al manicomio o a la policía, o a los dos.

    Más información en mi blog http://www.pasenylean.com

  8. Recomiendo la biografía de Ackroyd (Poe. Una vida truncada. Edhasa, 2009.). Es un ejemplo de cómo se puede llegar al fondo de un escritor sin necesidad de escribir 900 páginas. Recuerda en intensidad e intuición a las semblanzas de Zweig, aunque el estilo directo y con toques de humor y coloquialismo le aleja de la elegancia solemne del austriaco. El bicentenario de Poe es un buen momento para leerla.

  9. [...] se debe a la fascinación que ejercía sobre Verne la novela Las aventuras de Arthur Gordon Pym, de Edgar Allan Poe, y, sobre todo su misterioso final inacabado. Verne decidió que él era el más adecuado para [...]

  10. [...] parecer Poe dejó esta novela sin acabar y Verne, gran admirador del escritor, decidió escribir un final para [...]

  11. [...] Edgar Allan Poe, escritor norteamericano, maestro de la novela gótica y los cuentos de terror. 1851 Luis Coloma [...]