RSS
Entradas
Comentarios

Fuerteventura, Alberto Vázquez-Figueroa.

Fuerteventura, Alberto Vázquez-Figueroa.

“Instantes después todo pasó al olvido. “.


Con esta frase acabo la lectura de Fuerteventura.


Qué puedo decir, una vez más Alberto Vázquez Figueroa ha conseguido engancharme de tal forma que nunca encontraba el punto para detener su lectura. Me ha parecido sencillamente sensacional.


Navegando por Internet, he leído algún comentario negativo, como por ejemplo, que tenía una trama floja y un desarrollo lento. A mí, particularmente, no me lo ha parecido. Sí es cierto que no es la clásica novela de aventuras a la que nos tiene acostumbrado el autor, pero no por ello la trama es floja, al contrario, creo que ha conseguido, partiendo de unos hechos reales, crear una novela bastante interesante y atractiva. El desarrollo está más en su línea, con ese punto que el autor es capaz de darle, y con el que consigue captar la atención de lector en el desarrollo de la trama.


La historia está basada en hechos reales ocurridos durante la Segunda Guerra Mundial en la pequeña isla canaria de Fuerteventura. Los alemanes, con el beneplácito de las autoridades españolas, en una época difícil para los habitantes de la isla tras el fin de la Guerra Civil, han puesto en funcionamiento una lujosa casa de reposo destinada a los oficiales de los submarinos nazis, que tras un largo período encerrados en las profundidades del mar, acuden allí para disfrutar de unos días de relajación, aire puro y placer, antes de volver nuevamente a la mar.


Los servicios secretos británicos infiltran a Erika Simon, una judía alemana exiliada en Inglaterra, dentro del grupo de prostitutas que prestan “sus servicios” en la mansión, con el fin de conseguir toda la información posible sobre el tráfico de los submarinos alemanes, y en especial de un nuevo prototipo, El Barracuda, que según la escasísima información de que disponen podría incluso llegar a arrasar a la famosa Armada británica. Erika es adiestrada tanto en las mas sofisticadas técnicas de la prostitución de lujo, como en “el lenguaje corporal”, a través del cual deberá transmitir la información válida que vaya consiguiendo.


Al final de la lectura, y cuando digo final me refiero a la última página, el lector se encuentra con rápido giro que le conduce a un inesperado desenlace.


No cuento más para que futuros lectores puedan disfrutar de su trama, desarrollo y final. Seguro que, como a mí, les apasionará.