RSS
Entradas
Comentarios

¿Sueñnan los androides con ovejas eléctricas?, Philip K. Dick.

¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?, Philip K. Dick.

Leí este libro hace bastantes años, después de ver la película de Scott basada en él, porque me impactó muchísimo el film. Lo cierto es que la novela también fue muy de mi agrado, aunque para mi son casi dos historias distintas, por las diferencias argumentales que en ellas se dan. Creo que la novela es uno de los diez títulos imprescindibles de la Ciencia Ficción.

El libro en cuestión no lo tenía. No recuerdo si me lo prestó alguien, o lo cogí de alguna biblioteca pública, pero no obraba en mi poder, así que cuando en mi pasada visita a la Cuesta de Moyano, lo ví en un tenderete por sólo un euro, no pude contener mi impulso primario de hacerme con él. Una vez en casa, decidí releerlo, para ver si con los años que habían pasado por medio entre ambas lectura la obra seguía vigente o había envejecido mal.

La novela que tengo entre las manos, explota el éxito comercial de la película y el título es «Blade Runner: ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?. Aparte de la mayor popularidad del título del film, también es más corto y fácil de recordar, así que es normal este hibridaje.

Me pongo con él a ver que tal.

(Ver reseña)

Ficha técnica:

Título: BLADE RUNNER: ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?
Título original: Do androids dreams of electric sheep?
Autor: DICK, PHILIP K.
Tema: Ciencia Ficción
Editorial: Edhasa
ISBN: 84-350-9980-6
Páginas: 196
Encuadernación: Rústica
Año de edición: 2000
Nº edición: 1ª
Ed. Original: 1968

Sinopsis:
«En un mundo devastado por la guerra, llenos de restos tecnológicos y bloques de apartamentos vacíos, Rick Deckard es un cazador mercenario cuya tarea consiste en retirar de la circulación a los androides rebeldes. Pero los Nexus 6 son androides con características especiales, casi humanos.»

Comenzamos a leer en tres, dos, uno…

Una alegre y suave oleada eléctrica silbada por el despertador automático del órgano de ánimos que tenía junto a la cama despertó a Rick Deckard.