RSS
Entradas
Comentarios

La Iguana, Alberto Vázquez-Figueroa.

La Iguana, Alberto Vázquez-Figueroa.

He terminado con esta novela que comencé a leer este día, y como ya predije en su momento, ofrece lo que esperaba de ella, aventuras y acción de principio a fin, en una isla perdida de los Galápagos. Vázque-Figueroa nos ofrece lo que mejor conoce, los mares del sur, marineros y piratas en un mundo brutal y peligroso.

La novela se centra en la figura de La Iguana Obertus, un marinero pirtata y pendenciero cuya existencia está marcada por una deformidad en el resto, que le hace merecedor de su apodo, y que le convierte en una persona rechazada por sus semejantes y que alberga un resentimiento hacia todo y hacia todos en un terrible ejercicio de autocompasión destructivo.

Hastiado de su vida, decide exiliarse en una isla desierta, en compañía sólo de aves y tortugas, y allí se convierte en un Robinson voluntario, que sólo ve rota su rutina cada mucho tiempo por un barco que decide hacer escala para aprovisionarse de agua y alimento.

Su odio a la sociedad que le ha despreciado, la soledad, y algún desafortunado encuentro con alguna de estas naves esporádicas, acaban por terminar de nublar su juicio, y decide convertirse en Rey de la isla, capturando de cuando en cuando algún incauto marinero de los que bajan a por suministros y esclavizándolos como sus súbditos, raptando a una mujer para convertirla en esclava de sus caprichos, e incluso hundiendo a alguno de los barcos que se aproximan a su reino con ardides y triquiñuelas.

Se convertirá pues es un reyezuelo implacable y destructor, con un pequeño reino de infelices súbditos asustados por su crueldad, y con una “reina” que vive humillada por la infinita brutalidad de su captor.

La iguana Obertus.

La iguana Obertus.

El libro me ha gustado bastante. Sin llegar al nivel de sus obras más conocidas, tiene un algo que llama la atención. El personaje protagonista llena todo el ambiente con su particular personalidad. Se trata de un ser cruel y amoral, cuya brutalidad es de un calibre importante. No hay nada que esté mal para él, toma lo que quiere, hace lo que le apetece y no duda en doblegar la voluntad de los demás para servir a sus intereses sirviéndose de torturas físicas y psicológicas. Un ser de una voluntad férrea que no duda el destruir todo lo que se interpone en su camino, y en aprovechar todo lo que necesita para hacer su voluntad.

También puede interesarte...

4 respuestas a “RESEÑA: La Iguana, de Alberto Vázquez-Figueroa”

  1. korvec dice:

    Interesante y salvo excepciones como “Un mundo perfecto” que me pareció bastante sosa, en la línea de su autor.

    En otro orden de cosas, le informo que acabo de otorgarle un edogámico premio promocional, sospechosamente parecido a una cadena, que puede pasar a recoger por mi Blog, cuando tenga tiempo y ganas.

    Saludotes

  2. César dice:

    Gracias por el premio, pasaremos presurosos a recogerlo. ¿Hay que llevar traje de gala en la ceremonia de entrega?.

  3. Korvec dice:

    Para nada, podéis pasar incluso con sandalias y sombrero de paja.

    Saludotes

  4. luis rodriguez dice:

    Lei esta novela, recuerdo que me gusto tanto que la lei dos veces, y en estos dias la recorde y me puse a buscar algo de ella en internet, encontrando este sitio. La lectura fua hace muchos anios, como en 1985. Lo que no olvido, es que la primera vez que la lei, empece como a las 8 de la noche y no me detuve hasta terminarla como a las 5 o 6 am.
    Recomiendo mucho esa novela.