RSS
Entradas
Comentarios

Los Juegos del Hambre

He visto -y me han gustado bastante- la primera y la segunda película de esta saga en el cine cuando se estrenaron y lo cierto es que pensaba ver la tercera y no tenía, en principio, intención de leer los libros. Al ver que, tras un año de espera, sólo puedo ver la primera mitad de la tercera parte y que tengo que esperar otro año para ver la segunda mitad, he decidido pasar del cine y meterme de lleno en la lectura de los libros que dieron origen a las películas. Para eso no hay que esperar: sólo comprar los tres libros.

Como es de rigor, voy a empezar con el primero de la trilogía, Los Juegos del Hambre y su introducción dice así:

Un pasado de guerras ha dejado los 12 distritos que dividen Panem —la antigua Norteamérica— bajo el poder tiránico del “Capitolio”. Sin libertad y en la pobreza, nadie puede salir de los límites de su distrito. Sólo una chica de 16 años, Katniss Everdeen, osa desafiar las normas para conseguir comida. Sus principios se pondrán a prueba con “Los juegos del hambre”, espectáculo televisado que el Capitolio organiza para humillar a la población. Cada año, 2 representantes de cada distrito serán obligados a subsistir en un medio hostil y luchar a muerte entre ellos hasta que quede un solo superviviente. Cuando su hermana pequeña es elegida para participar, Katniss no duda en ocupar su lugar, decidida a demostrar con su actitud firme y decidida, que aún en las situaciones más desesperadas hay lugar para el amor y el respeto.

Título: Los Juegos del Hambre
Autor: Collins, Suzanne
Título original: The Hunger Games
Traducción: Pilar Ramírez Tello
Tema: Ficción, Distopía
Editorial: Molino
ISBN: 978-84-272-0212 -2
Páginas: 396
Encuadernación: Rústica
Año de edición: 2012
Edición original: 2008


Divergente, Veronica Roth.

Divergente, Veronica Roth.

En un futuro distópico tras una gran guerra mundial, el mundo que ha quedado se ha rediseñado para no volver a caer en los errores el pasado, y el diseño pasa por la organización en facciones. Chicago está rodeado por una gran muralla que le protege de los peligros del exterior, y esta está defendida por los miembros más valientes y violentos de la sociedad, los osados. Los más inteligentes y válidos, los eruditos, pasan la vida investigando para mejorar la forma de vida de los integrantes de la comunidad; los abnegados cuidan del resto de la gente, y se encargan del gobierno; los cordiales viven felices cuidando las granjas y los campos, y los sinceros dicen siempre la verdad y son los testigos más fiables en cualquier juicio o cuestión pública.

Cuando los jóvenes cumplen dieciséis años, han de elegir facción, ya que hasta entonces viven y son educados en la facción de sus padres. Una prueba psicológica les dirá cuál es la facción que es la correcta según su perfil pero son libres de escoger la que quieran, aunque perderán el contacto con su antigua familia.

La gran mayoría siguen en la facción en la que se educaron. Sólo unos pocos cambian y escogen otra facción. Y sólo uno entre muchos es lo que se conoce como “divergente”, es decir, que su mente se encuadraría en más de una facción. Esos son considerados un peligro y perseguidos por la sociedad, y que ponen en peligro la estructura de facciones y lo que ella representa.

Imagino por el título que nuestro protagonista será uno de estos. Vamos a comenzar la lectura, y ya os contaré que me ha parecido.

FICHA TÉCNICA:

Título: DIVERGENTE
Autor: ROTH, Verónica
Tema: Ciencia ficción
Editorial: Molino
ISBN: 9788427201187
Páginas: 464
Encuadernación: Rústica
Año de edición: 2011


Los violines del ángel, una obra de Gema Alcalá

Por gentileza de su autora, Gema Alcalá Recuero, autora de “Celos de Dios”, y “La Empatía del Centauro”, llega hasta nosotros “Los violines del ángel”, una novela que aún no ha tenido ocasión de ver la luz y que por tanto no está todavía disponible para el público. Es todo un honor para nosotros poder ser unos de los primeros en leer esta obra aún inédita. Gracias Gema.

Siglo XVII. “El hijo que esperas será un ángel del amor, de la luz y del fuego. Más que un simple ángel, será un serafín guardián del hogar”.

A pesar de nacer sordociego, Serafín es La luz, la alegría de la casa de la Corredera Baja de San Pablo. Su hermano Lázaro lo adora y le enseña a sentir los acordes del violín a través de las vibraciones del arco sobre las cuerdas.

Una aciaga mañana, Serafín, con apenas cuatro años conoce de golpe, en sus inocentes carnes, la abyección más absoluta.

Aún no hemos tenido ocasión de leerla, acabamos de recibirla, pero tened por seguro que daremos buena cuenta de ella en cuanto nos sea posible.

Desde este rinconcito de la blogosfera que es El Bibliófilo Enmascarado queremos expresar nuestros mejores deseos para Los violines del ángel y para su autora. Esperamos y deseamos que se publique pronto.


El corredor del laberinto, James Dashner.

El corredor del laberinto, James Dashner.

Bueno, la novela me ha decepcionado bastante. En primer lugar se trata de una saga, no sé si de dos o más libros, con lo que me he quedado un poco con cara de panoli al acabar de leer la novela. Por otro lado, es un libro de literatura juvenil, dirigida a un público más joven que yo. Me recordó bastante, no en la temática sino en la forma,  a los Juegos del Hambre o Crepúsculo. En cualquier caso, como fan de la novela de ciencia ficción, me dispuse a leerla sin prejuicios, para ver si me acababa agradando finalmente.

Como os adelantaba, la novela empieza con un joven que aparece en un claro en mitad de un bosque. Allí le reciben otros chicos, y le empiezan a contar las reglas. Todos están atrapados en el claro. Nadie se acuerda de quien era ni de porque están allí. Sólo saben que una vez al mes aparece un nuevo chico, siempre varón,  a través de una trampilla. Alguien indeterminado les envía comida y medicamentos una vez a la semana. El claro está rodeado por una muralla enorme, y fuera de ella hay un laberinto sin salida aparente. Por la noche las puertas del claro se cierran automáticamente, y si pernoctas fuera mueres.

A pesar del estupor inicial, Thomas va asimilando las enseñanzas que le dan sus compañeros, y  comienza a integrarse en la vida del claro. Hay diferentes tareas; están los sanitarios, los agricultores, los “guardas”, los cocineros, y los corredores. La tarea de estos es la más importante. Cada día salen por la mañana a correr por el laberinto, a intentar buscar una salida. Cada tarde, antes del ocaso, regresan al claro e intentan dibujar la sección del laberinto que han recorrido. El problema es que el laberinto cambia de forma cada día, sin mostrar una salida clara.

Thomas intentará descifrar el secreto del laberinto, buscando patrones en los cambios de forma que le ayuden a entender por qué cambia, y sobre todo, quien les envió allí, y con qué propósito. Para ello, quizá deberá pasar la noche fuera, y ver qué es lo que ocurre en el laberinto al oscurecer, pero le han contado que por la noche una serie de terribles criaturas mecánicas campan a sus anchas, causándote la muerte segura si te cruzas con ellas. ¿Merecerá la pena el riesgo?.

Una curiosa propuesta de sci-fi  de James Dashner, que me hubiera gustado dejase cerrado en una única novela. Sin embargo, no me llama tanto la atención la historia para ver como concluye el experimento en las siguientes entregas de la novela. Creo que lo dejaré aquí por el momento.

logocompra


El Viaje del Elefante

Salomón es un elefante asiático que, por alguna razón desconocida, vive desde hace dos años en el reino de Portugal. Tiene un cercado –no demasiado grande- junto a la Torre de Belén. Allí vive junto con cuidador, el cornaca Subhro, en condiciones no demasiado felices. Pero eso no quita para que le cueste al estado un riñón su alimentación y cuidados.

A todo esto, el rey Juan III de Portugal le está dando vueltas en su cabeza al regalo que le hizo a su primo, el archiduque Maximiliano de Austria, con motivo de su boda con María, hija de Carlos V. Hace ya cuatro años de su boda y cree que debe compensarle por el pobre regalo que le hizo en su día. Consultando este problema con su mujer, la reina Catalina, esta tiene la feliz idea de regalarle el elefante Salomón (cuidador incluido). De esta manera mata dos pájaros de un tiro: Por un lado se quita de en medio al elefante y sus enormes gastos y, por otro, regalan al primo de su marido un presente original que, bien vendido, puede hacer que queden muy bien. Además hay que aprovechar que Maximiliano está en España, en Valladolid, lo que hace que el viaje de entrega sea mucho más barato que si lo tuvieran que llevar a Austria. De eso ya se encargará Maximiliano una vez lo haya recibido.

El viaje del elefante no es un libro histórico, sino una mezcla de realidad y ficción que, en mano de Saramago, consigue ser una historia casi fantástica, cómica, irónica, dramática y sobre todo, humana.

Retrata como nadie los personajes, mostrando el lado sentimental de todas las personas y animales, sus flaquezas y sus grandezas: Al rey Juan de Portugal, ignorante burdo, dominado por su corte y por su esposa Catalina, mujer inestable que quiere deshacerse de Salomón (“bestia sin oficio ni beneficio”) y, a su vez, se rasga las vestiduras de pena cuando le ve partir; a Subhro, el cuidador de Salomón, todo una artista de la adaptación al medio y a la situación para poder sobrevivir; al archiduque de Austria y a su mujer, paseando con orgullo y una pizca de soberbia sus preciados regalos, a quienes ha cambiado el nombre, por supuesto, para sentirse más dueño de ellos: Salomón pasará a llamarse Solimán y Subhro se llamará Fritz, (mucho más fácil de pronunciar, según el archiduque); clérigos en busca de milagros elefantinos; y el orgullo y las miserias de los soldados de ambos ejércitos deseosos de demostrar su gallardía, su valor, su espíritu de entrega y patriotismo. Y por supuesto a Salomón/Solimán, el elefante bonachón y complaciente protagonista de esta novela.

Escrito con su estilo ya clásico (sin mayúsculas, sin puntos, con los diálogos insertos en la narración y sin diferenciarse de ésta…), esta novela, casi cuento por su longitud y temática, no es lo mejor que haya leído de Saramago pero su lectura ha sido, como siempre, entretenida.

logocompra

Entradas antiguas »